«Se luchó y se ganó»; recordará el Parque de la Insumisión de Iruñea

Este sábado se inaugurará el Parque de la Insumisión en el antiguo solar de la cárcel de Iruñea. Se trata de una iniciativa impulsada por el Ayuntamiento en homenaje al movimiento que logró abolir el servicio militar obligatorio en el 2001. Gaizka Aranguren participó en aquel movimiento junto a cientos de jóvenes navarros. Destaca el potencial que tiene la desobediencia civil no violenta para la transformación política.

Loading player...
|2018/10/04 11:07
Insumision3
El movimiento insumiso realizó un sin fin de acciones durante largos años

Aranguren recuerda que la represión contra este movimiento fue especialmente dura en Nafarroa, con el mayor numero de presos de conciencia. En total, alrededor de 600 insumisos pasaron por la cárcel de Iruñea. Explica que «el gobierno español, del PSOE, utilizó a Nafarroa, como en tantas otras ocasiones, como laboratorio de prueba de sus políticas». Más haya de tierras navarras, explica que «el movimiento insumiso de Euskal Herria fue el mas fuerte de Europa».

Para Aranguren, el valor de aquel movimiento, más haya de haber logrado la abolición del servicio militar, es la constatación de que «la desobediencia civil no violenta es un instrumento de lucha sociopolítica de primer orden», que tuvo y tiene también a día de hoy una clara capacidad transformadora.  Por ello, defiende que de cara al futuro «la desobediencia civil no violenta hay que tenerla muy en consideración»

El parque se inaugurará este sábado con un amplio programa. Aranguren afirma que será un día especial donde se reunirán «gente que estuvo dentro de la carcel, gente que desde fuera se solidarizó, gente del movimiento antimilitarista en general, del movimiento insumiso en particular, y supongo que mucha otra gente que recuerda con agrado que se luchó y se ganó».